0

Noemí B. Luna A/ Presidente del PAN Zacatecas

Hace exactamente ochenta años en la fundación de nuestro partido se describía a Acción Nacional como “una organización permanente de aquellos que, sin prejuicios, resentimientos ni apetitos personales, quieren hacer valer en la vida pública su convicción a una causa clara, definida, coincidente con la naturaleza real de la Nación y conforme a la dignidad de la Persona Humana.” Fundación que se dio gracias a la visionaria idea de una generación excepcional, que en plena época Revolucionaria asumieron la responsabilidad de participar en un nuevo proyecto nacional. Fue precisamente en Gómez Morín y en su compañero Vicente Lombardo Toledano, en quienes todos aquellos sentimientos y rebeldías indeterminadas hallaron mejor tierra para germinar.

Fue la generación de 1915 que se dio cuenta que: ” Existía México. México como país con capacidades, con aspiración, con vida, con problemas propios.”

Hago alusión a este pasaje positivo porque a cien años de esta generación y a 80 años de la formación del Partido el llamado histórico sigue vigente, la situación del país es por demás gravosa.

Por eso mis amigos, no es momento para el desgaste innecesario de esfuerzo en luchas estériles por un cargo partidista, por un lugar en el consejo, no es momento para división encarnizadas originadas por el interés personal o de grupo, no es momento de búsqueda de plurinominales sin legitimidad, no es momento para privilegiar los intereses económicos por encima de los intereses espirituales, nunca lo ha sido pero menos cuando el fascismo es una amenaza latente para el país, el México de ahora dirigido por un Presidente de la República que añora el pasado y no tiene claro el futuro no es un país que encaminado el desarrollo y al progreso, vivimos una realidad de incertidumbre y polarización no muy diferente al México pos revolucionario, por eso nos toca ser la generación del 21, nos toca ser la generación en la que prevalezcan los motivos espirituales, nos toca ser la generación de la generosidad, nos toca ser la generación de los acuerdos y la concordia entorno al humanismo, nos toca ser la generación de lucha desinteresada, nos toca ser la generación valiente que contra todas las adversidades no piense si quiera en rendirse, nos toca ser la generación que rescate al país del totalitarismo y el retroceso. Y a la generación de 1915 nos indicó la ruta, nos nos desviemos del camino.

Que sirva la última Asamblea Estatal que vivimos de ejemplo que cuando hay voluntad, el diálogo, el acuerdo se puede dar aun cuando tengamos que olvidar el agravio, que sea ese día el punto de partida para deliberar al interior lo que pueda ser discutido, pero para salir juntos, fuertes y unidos a defender nuestras coincidencias. Vayamos con la cabeza en alto y la mirada el futuro a cumplir con el deber de dar la lucha para hacer de nuestra casa grande una patria ordena y generosa.

¡Vivan nuestros 80 años de lucha, viva Acción Nacional!

admin

Jorge y su arte para maquillar

Previous article

Catean la casa de Raymundo Collins; aseguran 41 autos clásicos

Next article

More in CDE

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like